A partir del lunes 10 de enero de 2022, entra en vigor la exigencia de un Super Green Pass para poder embarcar en todas las líneas de ferry (excluyendo el Estrecho de Messina para el que el Green Pass Base es suficiente), junto con una máscara FFP2.
Tenga en cuenta que un Super Green Pass significa sólo la Certificación Verde COVID-19 para la vacunación o la recuperación. Por lo tanto, el Super Green Pass no incluye la realización de una prueba rápida de antígeno o molecular.